Cenotes de Candelaria, Nentón, Huehuetenango

Guatemala octubre 15, 2020

Una aventura impresionante y diversas emociones fue lo que el equipo de Travesía GT experimentó en el viaje a los Cenotes de Candelaria, un lugar rodeado de misticismo y belleza que nos recuerda lo fantástica que es la naturaleza y sobre todo, la variedad de lugares que hay por descubrir en Guatemala.

En este artículo te contamos todo acerca de nuestro viaje y te daremos algunos tips, para que los tomes en cuenta si deseas viajar a este impresionante lugar. Además, conocerás un poco acerca de las secuelas que ha dejado la pandemia del COVID-19.

.

El viaje inicia con muchas expectativas

De la mano de los guías de turistas César Aguilar y Raúl Lorenzana, el equipo de Travesía GT inició el viaje rumbo a Nentón, Huehuetenango. El objetivo era documentar y experimentar la diversidad que existe en este departamento.

Esperábamos encontrar mucha vegetación, diversidad climática, agua cristalina y por supuesto muchos turistas encantados por esta maravilla, ubicada muy cerca de la frontera con México. También esperábamos conocer las secuelas que ha dejado la pandemia del COVID-19, en este lugar.

¿Cómo llegar?

Para llegar a los Cenotes de Candelaria se debe realizar un viaje de 380 kilómetros desde la ciudad de Guatemala, el cual tiene una duración aproximada de siete horas, incluyendo un trayecto de 16 kilómetros de terracería.

Tras este largo viaje, llegamos a la aldea Chacaj. Según nos relató Elder Pérez, originario del lugar, una parte de la población que habita en ese sitio corresponde a personas que fueron desplazadas durante el conflicto armado interno, que se vivió en Guatemala por más de 36 años. Muchas de estas personas volvieron al lugar tiempo después de finalizado el conflicto y habitan en esta zona. Todos reciben a los turistas con mucha hospitalidad y alegría.

El viaje continúa desde este punto. Unos metros adelante llegamos a al río Jordán. Desde este lugar se debe caminar aproximadamente 15 minutos para llegar al primer cenote y 10 minutos  más para llegar al segundo. Este recorrido se puede realizar en vehículo, pero únicamente de doble tracción, por el estado de la carretera.

Elder Pérez, quien también brinda servicio de transporte a los turistas, explicó que para ingresar al área donde se encuentran los cenotes de Candelaria “se debe pagar una cuota a los pobladores, la cual se utiliza para el mantenimiento y mejoramiento del lugar, así como para gastos diversos en la comunidad”.

Don Elder nos relató cómo el COVID-19 afectó a la comunidad, empezando por él mismo. Desde el inicio del Estado de Calamidad que fue decretado por el Gobierno de Guatemala, no pudo realizar un sólo viaje de turistas desde la aldea Chacaj hacia los Cenotes, ya que estos fueron cerrados al público por las disposiciones presidenciales que buscaban disminuir la cantidad de contagios del virus.

“Tuve que trabajar fletes de otras maneras y en otros lugares porque ya no se podía llevar gente a los cenotes”, cuenta Pérez.

La llegada a los maravillosos Cenotes de Candelaria

 Una brisa fresca, el viento soplando y los árboles moviéndose provocando un sonido relajante, es parte de lo que se experimenta al momento de llegar a los Cenotes de Candelaria.

Tras casi 7 meses de permanecer cerrado el ingreso a los cenotes por parte de los pobladores debido a la emergencia sanitaria mundial, nuevamente se permitió el acceso a este hermoso lugar.

Las personas indicaron que el no tener el ingreso monetario de los turistas afectó en determinada forma a varias familias, quienes apoyan su economía con este dinero, ya que en el área las personas alquilan chalecos salvavidas, balsas y otros artículos que los visitantes utilizan en su estadía.

El espíritu de aventura se hace sentir con mayor intensidad al llegar al mirador del primer cenote, desde donde los turistas aprovechan para tomarse las fotografías en grupo y selfies, las cuales serán subidas a las redes sociales en cuanto la señal de internet lo permita.

Los pobladores han señalizado las entradas a los cenotes con el objetivo de ayudar a los visitantes fugases, los turistas, para que puedan descubrir de la mejor manera los senderos que llevan a estos dos lugares impresionantes.

Pero la aventura no termina aquí, aún faltaban algunos metros para llegar al cenote más accesible para el ingreso de las personas. Es el cenote más grande, que desde lejos parece un cráter con el fondo pintado de azul. Por momentos pareciera ser color verde o turquesa, dependiendo de la posición del Sol y de donde se vea.

César, uno de los guías, quien también es Licenciado en Turismo y posee el pensum cerrado de Arqueología, nos cuenta que el lugar donde se encuentran los Cenotes de Candelaria es “la región más antigua de Guatemala y por haber estado en el mar, es tierra calcárea la que se puede observar”.

“Recientemente las comunidades permitieron el ingreso al agua, porque hace algunos años no lo hacían. Ahora las comunidades están abriendo turísticamente para recibir a los visitantes con chalecos y con seguridad. Hay desarrollo poco a poco, pero constante”, señaló César Aguilar.

 

La comunidad ha utilizado los fondos recolectados para instalar un vestidor donde los visitantes pueden cambiarse la ropa y colocarse el traje de baño. También hay gradas que de forma más fácil conducen a las personas a un pequeño muelle, desde donde se puede saltar y sumergir en las frescas aguas del cenote.

“Estamos en un bioma chaparral espinoso, muy similar a lo que encontramos en el área del Progreso y Zacapa”,  explicó Aguilar,  refiriéndose a la región donde se ubican los Cenotes de Candelaria en Nentón, Huhuetenango.

Misticismo y fantasía

No puede faltar el misticismo y la fantasía alrededor de los cenotes. Cuentan las leyendas y las historias transmitidas de generación en generación de forma oral que en estos cenotes habitaban criaturas mágicas en el fondo del agua. Otras historias narran que de este lugar emergen poderes mágicos en determinadas horas del día.Estas son historias que únicamente brindan color y misterio, pero que en realidad se quedan en eso, en historias, mitos y leyendas.Arqueólogos y científicos aún investigan el lugar, pero han quedado muy asombrados por lo espectacular del sitio.

Mira el video producido por Travesía Gt durante una de sus visita a los Cenotes de Candelaria

Precios para ingresar

La comunidad cobra el ingreso al lugar con el fin de mantener de la mejor manera el atractivo turístico.

Estos son algunos de los precios para el ingreso al área donde se ubican los Cenotes de Candelaria:

  • Q 100.00 por el ingreso de vehículo pequeño
  • Q 10.00 por persona si el vehículo lleva 10 o más pasajeros.
  • Q25.00 por motocicleta con uno o dos pasajeros
  • Q 10.00 por persona que desee ingresar caminando

Elder Pérez, quien presta el servicio de transporte para ingresar hasta los cenotes, indica que dependiendo la cantidad de personas que deseen ser trasladadas, así será la tarifa del transporte.

Para más información se puede comunicar con don Elder al siguiente número 3055-7379. Él brindará más información sobre los precios de sus servicios.

 

Puntos a tomar en cuenta para visitar los Cenotes de Candelaria durante la pandemia por el COVID-19

 

Por la emergencia sanitaria que afecta a todo el mundo, la pandemia del Covid-19, se han establecido medidas de prevención en el sector turismo para evitar la propagación del virus.

Estas son las consideraciones que se debe tomar en cuenta si desea visitar los Cenotes de Candelaria de Nentón, Huhuetenango.

  1. Utiliza la mascarilla, principalmente al tener contacto cercano con otras personas.
  2. Utilizar gel antibacterial en el transporte y en las entradas a los atractivos turísticos. Te recomendamos portar tu propio gel antibacterial de bolsillo.
  3. Guardar el distanciamiento y seguir las indicaciones de los guías de turistas locales.
  4. El ingreso al agua en los Cenotes de Candelaria no está restringido, así que se puede disfrutar de este espectacular lugar.
  5. Algo importante que se debe conocer es que no se permite el ingreso de mascotas al agua.

 Nuestro recorrido no termina aquí. Seguimos descubriendo Guatemala. Ahora nos trasladamos a la Posada Rural Finca Chaculá.

 

Contenido relacionado.

Avistamiento de Fauna Marina

Avistamiento de Fauna Marina

Un elefante marino del sur (Mirounga leonina) salió a descansar a la playa de Hawaii y playa El Cebollito, Chiquimulilla, Guatemala; se le observó desde el domingo hasta ayer lunes 18 de enero, el elefante marino fue evaluado por el equipo de ARCAS Hawaii y protegido...

Siete Altares Livingston Izabal

Siete Altares Livingston Izabal

  Si lo que buscas es aventura, Siete Altares es el lugar ideal. Un balneario natural que se compone de misticismo, agua dulce, rocas, selva y un clima perfecto para disfrutar de un baño refrescante luego de una caminata en medio de la naturaleza. Siete Altares te...

Soy petenero y soy guía de turistas

Soy petenero y soy guía de turistas

Nunca pensé ser guía de turismo cuando era niño, siempre me gusto la mecánica automotriz. A lo largo de mi vida trabaje vendiendo frutas con mi papá, hasta que llego un día donde mi mamá me apoyo a seguir estudiando. Por casualidades de la vida me toco estudiar...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
YouTube
YouTube
Instagram